Banner of DOER BLOGS, small DOER FITNESS logo in the middle Banner of DOER BLOGS, small DOER FITNESS logo in the middle

"El CrossFit me salvó la vida": Sobreviviente del cáncer de mama cuenta su historia

Este 19 de octubre se conmemoró el Día Internacional de lucha contra el Cáncer de mama, y la sobreviviente del cáncer de mama Conchi Moreno, tomó la decisión de contar su historia y compartir cómo el deporte le ayudó durante esta dura etapa con el periódico elmundo.es, para poder ayudar a alguien que esté pasando por ese proceso.

"Si puedo ayudar a alguien y que mi testimonio le pueda servir, eso para mí ya es importante..No fue nada traumático porque sabía que formaba parte del proceso y volvería a salir el pelo. Además, descubrí mis remolinos", contó Moreno, quien luce una amplia sonrisa.

 

Asimismo, la española, es profesora de Hatha Yoga y Yoga Restaurativo, contó que ella misma se detectó un bulto en el seno izquierdo en el año 2020.

"Siempre he sido muy autoconsciente de mi cuerpo, quizá porque el yoga forma parte de mi estilo de vida. Y fue de golpe, de un día para otro, una noche de mayo en el confinamiento".

Según datos brindados por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), una de cada ocho mujeres padecen de cáncer de mama. 

Moreno destacó la importancia de que sus células estuvieran entrenadas para enfrentarse a la enfermedad y que aunque era paciente, no se iba a comportar como una persona enferma.

"Quería seguir con mi vida como profesora de yoga, no lo entendí como un final de nada". Todo sucedió además cuando llevaba un año de muy buenos hábitos junto a su marido Tomás. "Nosotros hacemos todo juntos y vimos un letrero que decía CrossFit Courage [que significa Coraje]". 

El CrossFit llegó a la vida de la española para hacerla sentir bien y fuerte, ya que, nunca nadie sabe que va a tener cáncer, y hacer deporte antes es bueno para el cuerpo y durante el proceso hay que tener cuidado y adaptarlo a las nuevas necesidades sin excederse.

Asimismo, relata como su entrenador Francisco Ruiz, siempre estuvo pendiente de ella.

"Si previamente haces ejercicio, lo recibes todo de otra forma. Más o menos cuando te hacen tantas pruebas te lo vas imaginando. Y lo primero que hice cuando lo supe es informar a Francisco Ruiz, mi entrenador, que a día de hoy sigue preocupándose por mi y preguntándome, porque he perdido mucha capacidad pulmonar. Entrenando siempre hay un ojo encima de mi".

 Sus médicos siempre le recordaban que no podía excederse en cuanto hacer mucho ejercicio.

"El oncólogo me dijo: 'No te pases, aunque te veas bien. No subas mucho las revoluciones'. Y así hicimos. No puedes retarte como el resto de la clase, obviamente, pero el ejercicio de fuerza es el que vuelve a hacer que la masa ósea se reconstruya y también es fundamental para los huesos. El CrossFit me ha salvado la vida".

 

Finalmente, aconsejó que si llegan a padecer de esta enfermedad, no dejen de entrenar aunque sea una o dos veces por semana con profesionales al lado de los médicos, ya que para ella seguir entrenando cuando estaba en quimioterapia fue de mucha ayuda.

 "Una persona que recibe un martes la quimio, se sentirá fatal hasta el viernes. El entrenamiento de fuerza le ayuda a vivir, metiéndolo con mucho cariño y espaciado en el tiempo. Puede combinarse con salidas a caminar al exterior para que se lo pase bien. Hay que tener una vía abierta de comunicación con el oncólogo, pero cuanto más en forma llegue esa persona a la operación, mejor será su recuperación y su posterior vuelta a la normalidad".


Dejar un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.