Federación Internacional de Natación prohíbe que las mujeres transgénero compitan en categorías femeninas

Este pasado domingo 19 de junio del 2022, La Federación Internacional de Natación (FINA), tomó la decisión de aprobar una nueva política sobre la inclusión de género, en donde le impiden a las atletas transgénero competir en las carreras de élite femeninas si han pasado por cualquier parte del proceso de pubertad masculina. 

Es decir, es necesario que las competidoras hayan completado su transición antes de los 12 años. Dicha política fue aprobada con un 71% de los votos de los 152 miembros de FINA y la describen como "solo un primer paso hacia la completa inclusión" de atletas transgénero. 

 “Tenemos que proteger los derechos de nuestros atletas a competir, pero también tenemos que proteger la equidad competitiva en nuestras pruebas, especialmente la categoría femenina en las competiciones de la FINA”, comentó la presidenta de la FINA, Husain Al-Musallam.

De igual forma, la FINA estableció una “categoría abierta” en las competencias, para todos los nadadores y nadadoras cuya identidad de género sea diferente a su sexo de nacimiento. 

La FINA también intentará establecer “una categoría abierta” en las competiciones para los nadadores cuya identidad de género es diferente a la que nacieron. 
 
“La FINA siempre acogerá a todos los atletas. La creación de una categoría abierta significa que todo el mundo tiene la oportunidad de competir a un nivel de élite. Esto no se ha hecho antes, así que la FINA tendrá que marcar el camino. Quiero que todos los atletas se sientan incluidos para poder desarrollar ideas durante este proceso”, agrega Al-Musallam. 

La decisión se tomó luego de varias polémicas sobre el tema. El caso más reciente fue el de la nadadora Lia Thomas, quien se convirtió en la primera atleta abiertamente transgénero en ganar un campeonato universitario nacional.

"Lo que la gente no entiende es que no nos sometemos al proceso de transición para competir, lo hacemos para ser felices, auténticos, para ser nosotros mismos. Tener ventajas deportivas no es algo que afecta nuestra decisión", afirmó Thomas, quien destacó que las mujeres trans no son "una amenaza para el deporte femenino". 

Laissez un commentaire