Estudio revela que el ejercicio físico ayuda a reducir el riesgo de cáncer metastásico hasta un 72%

Si bien se sabe que hacer ejercicio es bueno para nuestro cuerpo, cada día salen estudios sobre su importancia y beneficios para la salud, como el proyecto de investigación realizado por el equipo de la Faculta de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv dirigido por el profesor Carmit Levy.

Este estudio, reveló que la actividad física de alta intensidad puede reducir el riesgo de cáncer metastático en hasta un 72%, ya que cambia el cuerpo creando una defensa permanente contra este problema.

El ejercicio aeróbico regular de alta intensidad reduce en hasta un 72% el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Este dato superaría el de anteriores estudios que afirmaban que el ejercicio físico podía reducir el cáncer en hasta un 35%.

Según este informe, publicado en la revista Cancer Research, el escudo metabólico inducido por el ejercicio en órganos distantes bloquea la progresión del cáncer y la diseminación metastática.

Debido a que las adaptaciones en los órganos que les permiten metabolizar la glucosa. Los órganos se asemejarían a los músculos en su consumo de energía, actuando como recursos que compiten por el azúcar y reduciendo la disponibilidad de energía, que es fundamental para la metástasis.

¿Qué es el cáncer metastásico?

El cáncer metastásico es un cáncer que se propaga a otro lugar que no es la ubicación primaria del cáncer, dice Carolina Gutiérrez, especialista en rehabilitación del cáncer con la Escuela de Medicina McGovern en UTHealth Houston y un médico asistente en TIRR Memorial Hermann.


Laissez un commentaire