Conoce sus beneficios: Hacer ejercicio en la mañana o en la noche te ayudará a ser más productivo en el trabajo

Muchas personas al rededor del mundo, desconocen los beneficios que trae el hacer ejercicio para la vida cotidiana, especialmente en el trabajo.

Con el pasar de los años se ha evidenciado, que promover tu actividad física aumenta sustancialmente tu productividad y eficiencia en el día a día.

Todo esto debido a que, el ejercicio aumenta las endorfinas, desbloquea tu potencial en el trabajo, incrementa los niveles de energía y mejora el bienestar físico y mental.

El blog Gympass, explicó que el ejercicio genera un efecto profundo en la forma en que funciona el cerebro, aportando beneficios cognitivos que mejoran el desempeño del personal.

Un experto de Redbull.com, brindó 8 beneficios físicos para el trabajo:

1. Ayuda al cerebro y al cuerpo a sobrellevar situaciones estresantes

El tiempo y el tipo de ejercicio que haces son importantes, ya que el ejercicio es un estrés para el cuerpo y puede liberar cortisol, que es una hormona del estrés.

Sin embargo, nuestros niveles naturales de cortisol son más altos durante la mañana, por lo que los entrenamientos más duros se hacen mejor en las primeras horas del día para que encajen con el ciclo natural de nuestro cuerpo.

Por la noche, hacer un ejercicio más suave como yoga ayudará a calmar el cuerpo y a dormir.

2. Nuestra calidad de sueño mejora

El ejercicio cansa nuestro cuerpo y alivia nuestras mentes, lo que nos ayuda a dormir de forma más profunda.

No obstante, Adrian, el experto del blog, advierte que hacer ejercicio con demasiada fuerza puede tener el efecto contrario: "Completar una sesión de entrenamiento con pesas o una sesión de cardio intensa puede alterar nuestros patrones naturales de cortisol, haciéndonos estar demasiado alerta para dormir bien. Elegir un entrenamiento más tranquilo nos permitirá ejercitar nuestro cuerpo mejorando la fuerza y la movilidad, pero a la vez nos ayudará a prepararnos para dormir".

3. El ejercicio mejora la concentración

Cuando haces ejercicio aumenta el flujo de sangre y el LCR (líquido cefalorraquídeo, que actúa como un suministro de sangre al sistema nervioso). A su vez, mejora tu concentración, lo que te permite abordar el siguiente proyecto de la mejor forma posible.

4. Ayuda a reducir la depresión y la ansiedad

Cuando te sientes bien es más probable que la calidad de tu trabajo aumente. Pero no te fíes de nuestra palabra, sino de los profesionales.

La serotonina tiene otro beneficio: tu cuerpo se quiere acostumbrar a esa sensación de bienestar y quiere más y más serotonina. Esto es genial para mantener la motivación.

5. Tu espalda te lo agradecerá

Aunque tengas un trabajo sedentario, estar en forma reduce los riesgos de contrarer ciertos problemas médicos que podrían afectar a tu capacidad de hacer su trabajo.

Una queja común de los trabajadores de oficina es el dolor de espalda, que en la mayoría de ocasiones se produce por estar sentados durante períodos prolongados y a una mala postura. El ejercicio correcto aumenta la fuerza muscular y la resistencia y mejora la flexibilidad y la postura, lo que puede ayudar a prevenir y aliviar el dolor de espalda.

6. Reduce los días de enfermedad

"El ejercicio regular mejora el sistema inmune, por lo que tienes menos riesgo de contraer resfriados, lo que te lleva a tomarte menos días de baja por enfermedad. Sin embargo, asegúrate de no abusar, ya que demasiado estrés en el cuerpo puede reducir tu sistema inmune," dice Adrian. 

 


leave a comment